CARROT CAKE para NAVIDAD

publicado en: Blog | 0

 

Un clásico que no puede faltar en ninguna época, y menos en Navidad!

Por qué no añadir el Carrot Cake a la Navidad?.  Es una receta sana, ligera, deliciosa, a todos les sorprende su sabor.  Y si además pones en marcha tu creatividad, qué más puedes pedir?.

Sorprende en Navidad y pon en marcha tu imaginación!  Y si te da un poco de pereza pensar, aquí  tienes una sencilla propuesta para que empieces.

Para mi es la mejor receta de Carrot cake, es muy fácil de hacer y queda super buena.

Así que vamos a por los pasos!

 

Ingredientes

INGREDIENTES:

180 gr.  Zanahorias peladas

160 gr.  Aceite de oliva suave (0,4º)

2 Huevos

165 gr. Harina

200 gr. Azúcar moreno

1 tsp de Sal

10 gr levadura en polvo

1/4 tsp Nuez moscada en polvo

1/2 tsp  Canela molida

100 gr. Nueces picadas (opcional)

 

                 

EMPEZAMOS:

En primer lugar precalentar el horno a 160º.  Preparamos el molde, ésta receta es para un molde redondo de 18 cm de diámetro.

En éste caso he utilizado un molde de un solo uso de Modecor con forma de abeto. Disponibles en paquetes de dos. Y hay con forma de estrella de navidad y abeto. Disponibles en Dekoeurop.com.

En segundo lugar cortamos las zanahorias, ya peladas, las ponemos  en la picadora junto con la mitad del aceite de oliva.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Importante: Picar muy, muy bien. Así conseguiréis un bizcocho mucho más sedoso, Probadlo y me diréis!

Seguimos.  Yo he utilizado la Kitchen Aid, pero lo podéis hacer con una batidora de varillas. Ponemos los huevos en un cuenco a batir, hasta conseguir que estén muy espumosos. Añadimos el aceite poco a poco y veréis como nos queda una textura que se asemeja a la mayonesa. Una vez esté, añadimos el azúcar y lo batimos todo hasta que esté perfectamente integrado.

Seguidamente, añadimos la pasta de las zanahorias con el aceite a  la mezcla anterior y seguimos mezclando.

Añadimos la sal, la canela y la nuez moscada.

Por último incorporamos la harina con la levadura que habremos tamizado previamente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuidado! Podemos  mezclar con  la batidora a velocidad lenta. Pero yo os recomiendo que siempre incorporéis la harina con una lengua o pala. Con movimientos envolventes para no quitar el aire incorporado a la masa, Asì os quedará más subida y esponjosa. Pero no batir demasiado.

Pasamos la mezcla al molde y al horno. Temperatura 160º y unos 25 minutos.

TIP:  sabréis que ja está lista cuando al punchar el centro con un palillo de madera, éste sale limpio y seco.

 

Una vez ya horneado, lo dejamos enfriar sobre una rejilla. Yo una vez frio lo desmoldé como veis muy fácilmente. Quedando una forma de árbol perfecta.

FROSTING

Para mí, ésta es la mejor proporción para hacer un frosting. Tanto por su equilibrado sabor, cómo el juego que nos dá para hacer muchas decoraciones. Probadlo y espero que me lo digáis.

Ingredientes:

200 gr. Azúcar lustre (glas)

200 gr. Mantequilla sin sal

200 gr. Queso fresco

 

 

 

 

 

 

 

EMPEZAMOS:

En primer lugar tamizamos el azúcar. En España el  equivalente al ‘icing sugar’ es el azúcar lustre. Este azñucar lo encontraréis en tiendas especializadas. En su defecto, podemos utilizar el azúcar glas, pero éste no nos dará un resultado tan perfecto como el azúcar lustre.

Uno de los grandes secretos de un buen ‘frosting’ es cómo trabajamos los ingredientes. En especial el azúcar. No hay nada más desagradable que cuando al comer un frosting vamos masticando pequeños granitos de azúcar. Yo es que me  da un coraje! Y no digamos nada si además nos domina el gusto de mantequilla. Para morirse!

En fin, vamos a solucionarlo.

Al igual que para la masa yo utilizo la Kitchen Aid ,si no la tenéis , otro modelo o con varillas.

En primer lugar ponemos la mantequilla en pomada ( mantequilla atemperada a temperatura ambiente).

Con el globo y a máxima velocidad empezamos a trabajar la mantequilla. Una de las primeras cosas a tener en cuenta es que, debemos blanquear la mantequilla muy bien. Hemos de pasar del color amarillento al color blanco. Veréis que requiere un poco de tiempo, pero merece la pena.

    ♦ En la primera foto podéis ver el color amarillento de la mantequilla , y en la siguiente ya blanqueada. Esto             es lo que tenéis que conseguir.

Una vez ya esté bien blanqueada la mantequilla, añadimos el azúcar tamizado poco a poco. Primero a baja velocidad para que no se os volatilice el azúcar y una vez integrado, subimos a máxima velocidad. Lo trabajamos unos 10 minutos.  Pasados éstos probar un poquito y comprobad que ya no sabe a mantequilla y no se masca el azúcar. El tiempo dependerá del tipo de máquina que utilicéis.

Por último, añadimos el queso fresco frío de la nevera. Incorporamos sin batir en exceso. Tendréis una  deliciosa textura cremosa.

Si queremos darle color al frosting, añadiremos el colorante comestible antes de incorporar el queso.

Y AHORA A DECORAR!

Una vez hecho el frosting , aparté una pequeña parte sin colorear y al resto le añadí colorante comestible verde.

Lo podéis encontrar en tiendas especializadas. Colocamos el bizcocho sobre una base rectangular. Ponemos el frosting de color verde en una manga pastelera, con una boquilla rizada y hacemos tiras cubriendo todo el bizcocho. Una vez acabado ponemos el frosting de color blanco en otra manga pastelera y decoramos el árbol como si fueran tiras de espumillón. Para acabar yo he puesto unas figuras de chocolate y bolitas de azúcar  navideñas. Estas las encontré en Dekoeurop, siempre tienen una extensa gama.

Ya tenéis vuestro árbol dulce de Navidad, sólo os queda asombrar a la familia y amigos.

 

Ah! Y espero vuestros comentarios por aquí mismo o en Instagram. Así me ayudaréis mucho.

♥ Muchas gracias por llegar hasta aquí y prometo en breve más recetas.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *