TARTA DE MI MADRE

publicado en: Blog | 4

En éstos días de confinamiento nuestros pensamientos están disparados. No sólo en ocupar el tiempo, sino en recordar a todos aquellos que ya no están con nosotros. Cómo vivirían ésta nueva situación, y cómo no, en todos aquellos que por desgracia nos están dejando. Y supongo que vosotros también os pasa, pero yo tengo el sentimiento a flor de piel. Por eso decidí hacer ésta receta. Sobre todo en honor a esa generación que por desgracia tanto está sufriendo.

Es una receta que me acerca a mi infancia, a los recuerdos con mi madre en la cocina. Una receta muy clásica, que seguro que algunos de vosotros ya la tengáis, pero seguramente con algunas pequeñas diferencias. De cuando se hacía una pastelería muy casera, sin ingredientes complicados. No había Masterchef, ni nuestras madres conocían tantas técnicas como ahora. Cuando de vez en cuando para variar del bocadillo para merendar nos daban galletas con chocolate.

Es una receta para disfrutar con los niños, pues no necesita ni horno. Y nos deja ese sabor a infancia, sobre todo a los de mi generación, dónde el sabor a galleta y chocolate queda muy plasmado en el recuerdo.

Y bien, yo os voy a dejar la receta clásica (la de mi madre) y una variante que le podéis hacer, para realzar  un poco más el sabor y la cremosidad del chocolate.

INGREDIENTES:

  • 200 gr. de Mantequilla
  • 90 gr. de Azúcar
  • 200 gr. de Chocolate en tableta o gotas, al 55% cacao
  • 1/4 Kg. aprox. de galletas tipo ‘María’ (tostadas). Redondas, cuadradas o rectangulares,ésto determinará la forma de la tarta.
  • 1/4 L. de Leche
  • 2 Huevos
  • 1 Cdta. de Sal
  • 3 Cdas. de Coñac (opcional)
  • 200 gr. de Nata para montar (opcional)**

 

En primer lugar cogemos un molde de pastel. La forma la determinará el tipo de galletas que uséis.Yo en éste caso he utilizado las redondas para que vierais cómo se monta la tarta con ésta forma.

Forramos el fondo (cortamos una redonda) con papel vegetal  y colocamos una tira alrededor de las paredes que sobrepase la medida de vuestro molde. Si tenéis tira de acetato mejor, pero con papel vegetal hace el mismo servicio. Como veis en la imagen.

**Variante:  Poner la nata en un bol y llevarla a ebullición. Una vez haya empezado a hervir, la abocamos sobre el chocolate  (En éste caso utilizaremos chocolate al 70% de cacao).  En el caso que sea de tableta, ésta la habremos roto en pedazos. Dejamos que con el calentor de la nata se disuelva el chocolate y mezclamos hasta que nos quede bien integrada ésta con el chocolate. Dejamos enfriar a parte.

Clásica:  Cogemos el chocolate y lo deshacemos al baño maría o al microondas. Y reservamos.

Continuamos con la receta:

Cogemos los huevos y separamos las yemas de las claras. En un bol mezclamos la mitad de azúcar con las claras y las batimos a punto de nieve. Y reservamos.

En otro bol ponemos  la mantequilla a  punto pomada, batimos  y añadimos las yemas una a una junto con el  resto de azúcar. Y las vamos batiendo hasta clarear (aumentan su volumen).  Una vez ya están añadimos la sal.

En éste punto, tenemos las dos opciones anteriores :

    • Incorporamos el chocolate deshecho al baño maría, ya frío.

ó

    • Incorporamos la Ganache (mezcla de nata y chocolate)  que hemos hecho previamente ya fría.

Una vez incorporado el chocolate, añadimos las claras a punto de nieve con movimiento envolvente para no bajar el aire que ya tenemos. Este paso os recomiendo que lo hagáis con una lengua.

 

Una vez tenemos ésta mezcla la reservamos con un poco de film encima para que no se nos seque en nevera.

Vamos a montar la tarta!

En un bol o plato hondo ponemos la leche  con las tres cucharadas de coñac.  (Si la van a comer los niños tenéis dos opciones o evaporáis el alcohol o no lo ponéis). Si es para adultos, añadir el coñac! Es un punto extra que le da su toque de gracia.

Cogemos el molde que tengamos preparado y vamos mojando las galletas de una en una. Que no queden muy mojadas, si no se nos pueden deshacer  y perdería todo su encanto. Y las colocamos haciendo una primera capa en el fondo del molde.

En éste caso como las galletas son redondas, hemos de ir  tapando los huecos. Para ésto vamos rompiendo las galletas que haga falta. Hasta si queréis podéis poner una doble capa de galletas. Pero sólo en éste piso de base.

Sacamos nuestra crema de chocolate de la nevera y la pasamos a una manga pastelera.

Con ella ponemos una capa generosa de la crema sobre las galletas.

Y así vamos sobreponiendo capas hasta acabar con una de crema de chocolate.

Para que os hagáis una idea de la medida yo he utilizado un molde de 18 cm de diámetro.

Para finalizar yo he colocado unas cuantas galletas en la parte de arriba y nada más.

Pues a veces menos es más y así era como las terminaba mi madre.Una vez finalizada, le recortamos el borde sobrante de papel vegetal. Cubrimos con film transparente y la llevamos a refrigerar a la nevera. Si la hacéis de un día para otro, aún está mejor.

Y hasta aquí la receta. Cómo veis es muy fácil, ideal para hacerla con los pequeños de la casa.

Ah! Y recordad, sacarla de la nevera 20 minutos antes de comer. El chocolate frío pierde sabor en boca.

Espero que os haya gustado.

Contadme por favor qué os ha parecido. Espero vuestros comentarios. Gracias por vuestro tiempo.

4 Respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *