TUTORIAL COCA DE VIDRE

publicado en: Blog | 0

Cuando llegó el momento de escribir mi primer post me quedé en un principio un poco bloqueada, pensé… Por dónde empiezo? Hay muchas recetas que me gustaría compartir con vosotros, intentar transmitiros todo lo aprendido durante éstos años, desde mi experiencia y con la máxima humildad. Pues hay grandes cocineros, reposteros y blogueros que seguro lo hacen mejor que yo. Pero pensé cómo me hubiera gustado que me explicaran las recetas cuando empecé a interesarme por el maravilloso mundo de la cocina y los dulces. E inmediatamente pensé en mi madre, le gustaba cocinar igual que a mí y tenía muchísima paciencia para enseñar. Me acordé de cada momento en la cocina donde me explicaba paso a paso cómo hacer una receta y sobre todo me decía que no tuviera miedo a equivocarme, pues de todo se aprende, y sobre todo de los errores. Que nunca tuviera miedo a experimentar en la cocina y sobre todo a ensuciarme de harina;  los ingredientes hay que tocarlos y vivirlos!

Así que, intentaré transmitiros de la mejor forma posible que sea capaz la enseñanza que tantas veces viví.

Ya sabía cómo quería hacer éste blog, pero tenía que decidirme por una receta para empezar!.

Y enseguida pensé en mi familia y amigos. Dos pilares muy importantes en mi vida. Y una receta que nunca falla y siempre triunfa. Además es sencilla  y los ingredientes muy fáciles de conseguir.

LA  »COCA DE VIDRE» (Coca de Vidrio), una receta infalible y fantástica para desayunar, merendar o hasta de postre de cualquier celebración. Y por qué no! en cualquier momento!.

Es una receta con la que triunfaréis en cualquier época del año, no tiene estación, es rápida, fácil de hacer y ya veréis que después de probarla, nunca os faltará en la nevera masa de pizza fresca.

Tutorial Coca de Vidre

ELABORAR COCA DE VIDRE

Ingredientes:

  • Masa de pizza fresca

  • Azúcar

  • Aceite de oliva 0,4º

  • Licor de Anís

Para empezar precalentar el horno a unos 200ºC. Preparar una bandeja de horno con una hoja de papel de horno.

Podéis utilizar la  masa de pizza que uséis normalmente, yo he utilizado masa fresca de marca blanca (Mercadona). La utilizo en muchas recetas y no me falla nunca.

¿Por qué utilizar masa fresca en lugar de congelada? Pues en principio para reducir el tiempo de elaboración. Con una masa congelada tendremos que esperar a que se atempere para trabajar con ella.

Y en segundo lugar, a mi particularmente me gusta más la fresca, porque creo que he probado casi todas las marcas congeladas y comparando los resultados me quedo con la masa fresca sin dudarlo.

Bien, continuemos con la elaboración.   Desenrollar el rollo de masa de pizza y cortar un trozo (una tercera parte aproximadamente). Colocar ésta porción sobre una base enharinada, ó sobre una hoja de papel de horno también enharinada para que no se pegue. Estirar con el rodillo hasta conseguir una capa muy fina ( es esencial para conseguir que quede bien crujiente).

Una vez bien estirada cortar en porciones, el tamaño que más os guste. Yo he hecho una raciones individuales, y no importa que no sean idénticas de tamaño.

Colocar las porciones  sobre el papel de horno de la bandeja.

Pintar las porciones con el aceite de oliva, ser generosos pues así conseguiréis que queden bien crujientes.

Una vez bien extendido el aceite con el pincel, espolvorear azúcar por encima de cada porción. También ser generosos, pues así lograréis un crujiente acaramelado delicioso.

Y ahora ya colocar la bandeja al horno precalentado durante unos 12-15 min. a 200ºC. Ir controlando pues como ya sabéis cada horno es un mundo!. Una vez veáis que tienen un color dorado caramelo, las sacáis del horno. Yo dejo un poco más tostados algunos,  pues en casa les encanta más quemaditos. Ir probando y ya me diréis cómo os gustan más.

Tener preparado el licor de anís, yo lo pongo en un biberón que es más cómodo de usar.

Inmediatamente  (importantísimo) que saquéis la bandeja del horno rociar cada porción con el licor de anís, oiréis un chisporroteo al entrar en contacto el anís con la masa caliente, así se evapora el alcohol dejando todo el aroma.

Veréis que adquiere un brillante color. La cantidad de licor va a gusto, yo os recomiendo que no os paséis demasiado pues si no sólo tendrá gusto a anís y perderéis el toque del azúcar caramelizado.

Por último dejar enfriar en una rejilla. Y una vez frías ya tenéis vuestras cocas de vidre listas para degustar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *